jueves, 2 de julio de 2009

EL MIEDO NOS ATACA

En los últimos días, la sociedad entera esta viviendo una situación de emergencia en lo que respecta a salud.
Un virus proveniente de otro país, (AH1N1), que se extendió por todos los continentes, por lo cual fue declarada la pandemia, está afectando a muchas personas.
La situación causó distintas reacciones, pánico, intranquilidad, indiferencia y muchas sensaciones mas.
Ahora como nunca se habla de "prevención", escuchamos "lavarse las manos", "no compartir cosas", "abrigarse", "usar barbijos", etc., etc., etc.
La gente esta asustada, muchos ni salen por miedo, negocios que cierran, escuelas paralizadas, ¡¡¡ un caaoosss!!!
Pienso, luego de escuchar a muchos entendidos del tema, que es importante prevenir, pero no solo por este virus, sino por todos. Siempre deberiamos prevenir, debería ser un hábito lavarse las manos, higienizar y ventilar.
Ojalá, esto sirva para que tomemos conciencia y nos acostumbremos a que la prevención es lo más importante para estar siempre sanos, y que el miedo PUEDE BAJAR LAS DEFENSAS.

2 comentarios:

DLC dijo...

Hola María Adela:
En el caos siempre se pueden encontrar maneras de salirse de él.
Muy bien esto que pensás: los hábitos de limpieza de lugares e higiene personal deberían cuidarse siempre:
Entondes, recuerdo haberme criado en una familia donde el ritual de lavarse las manos antes de comer era insoslayable. Y la limpieza de la casa, tanto en invierno como en el verano, tenía sus horarios impostergables, a puertas abiertas, el plumero y las sacudidas de sábanas y frazadas un accionar vivo, las vueltas de colchones su perioricidad,los pisos extremadamente limpios, la cocina reluciente con nada a la vista ni al alcance de insectos, cacerolas sin rastros de fuegos antiguos, , el baño impecable por dentro y por fuera, la ropa oreada al sol luego de lavada, las verduras y frutas pasadas por agua con lavandina...
Eso me aseguró una niñez y una adolescencia sin enfermedades.
Hoy valoro lo que no supe valorar en aquellos tiempos y me parecía una exageración de mis padres.
Sin la rigidez militar, ciertas rutinas fueron,son y seguirán siendo el reaseguro de la salud.

Camila Inés dijo...

Es cierto, conservar la higiene es algo muy importante para esto que estamos viviendo en la actualidad.
Besos